LA LIBERTAD INFORMA Nuestra región en los ojos del mundo

Información sobre el acontecer regional y local; así como las mejores entrevistas y crónicas de los personajes y lugares más representativos de La Libertad.

CRÓNICA. La otra fachada de la mansión

casa grande

Por: Paul Amaro

Dicen que febrero es el mes del amor y la amistad, pero según me informaron, por estos lugares no necesariamente es así. He despertado y lo primero que visualizo no es el bello amanecer ni su luz potente caer sobre mis ojos, sino a una avispa un tanto desnutrida y con ganas de hacer su trabajo que anda merodeando por mi lecho, quizá presagia algo inesperado. Me siento como todo un Santiago Nasar y solo espero que para mi beneficio alguien sí me comunique lo que me va a pasar en las siguientes horas.

Tomo solo 5 minutos para vestirme y bajo los 15 escalones plomizos y rectangulares que me conducen a la primera planta de mi casa. Mi madre no me deja salir si no tomo un vaso de extracto de zanahoria con betarraga y limón. Ella dice que es delicioso, yo lo dudo. Lamentablemente ya lo preparó y yo no puedo poner excusa. Son las 8:06 a.m. y pintándome los labios, bigotes y dientes de un color morado rojizo empieza mi día.

Me despido de mi madre y tomo el dinero que está encima de la mesa. Separo en mi bolsillo izquierdo para el almuerzo y; en el derecho para el pasaje. Dudé unos instantes para decidir este pequeño viaje al pueblo de Casa Grande, pues hace ya varios días vengo leyendo noticias acerca de los asesinatos, robos y delincuencia que aquejan a este sitio de la provincia de Ascope. Sin embargo, una inexplicable ansiedad por querer vivirlo en carne propia, me ha conducido hasta donde estoy parado, en uno de los lugares con mayor índice de delincuencia y sicariato de la provincia.

Lo bueno de vivir en Chicama, es que estoy a solo 20 minutos del lugar. A lo lejos veo el ómnibus y le hago señas con mi mano derecha para que se estacione y pueda subir. Durante el viaje voy escuchando una radio limeña pero bien sintonizada en varios departamentos del país y sin darme cuenta ya estoy a punto de llegar a mi destino. Un olor a desecho de animales de granja me recibe al llegar al paradero.

Unos minutos más tarde puedo bajar del vehículo pero mientras lo hago dos personas se colocan delante y detrás de mí e intentan sacarme algo del bolsillo. Me percato rápidamente y meto las manos a los agujeros de mi pantalón. Ya me lo han hecho antes y esta vez no dejaré que hagan lo mismo.

Piso suelo casagrandino y ya me está dando miedo quedarme. Felizmente, en las últimas semanas han llegado más efectivos policiales a este distrito y ahora cada diez pasos que doy me topo con uno. Recuerdo el único incidente que tuve con la policía el año pasado y solo atino a agachar la cabeza por el temor. Por otro lado, la gente ha empezado a mirarme como a un extraño. Creo que ellos huelen la sangre con la que no deben chocar, o tal vez con la que sí. La cuestión es que he dado aproximadamente 100 pasos y estoy a punto de llegar a la Plaza municipal. Hace 9 años mataron ahí a uno de mis vecinos, un joven de apenas 28 años que sus únicos pecados fueron ser policía, sentarse a descansar y no cuidar sus espaldas.

Me siento en una de las estructuras centrales de la Plaza y observo el movimiento de los transeúntes atentamente. Me doy cuenta que por esta parte las personas lucen alegres y cordiales. Hay un grupo de skaters vestidos de negro que inventa piruetas sobre la acera pero nadie les hace caso. Al parecer, este deporte no llama la atención por acá.

Me dijeron que una de las zonas más peligrosas lleva el nombre de impulsor del aprismo. Sí, Victor Raúl. Nuestra historia también tuvo una peligrosa época por un dirigente nacional aprista de hace 30 años. Por las noches debes permanecer en casa si es que no eres casagrandino porque puede que te veas afectado por los drogadictos y delincuentes que marcan su territorio. Huelen la sangre visitante.

Sigo observando el lugar mientras volteo algunas esquinas y me aventuro a calles desconocidas. Los malhechores deben ser nocturnos porque por ahora todo anda tranquilo y los policías resguardan el pueblo. La gente se muestra sonriente y no parece ser el lugar en donde a diario se cometen asesinatos y robos. Estoy dudando de estar a Casa Grande.

Unas que otras personas se notan molestas y una señora anda gritándole a su hijita desde hace un buen rato. Debe ser muy tranquilo porque me doy cuenta que en la municipalidad no hay ningún vigilante como es de costumbre. La fachada y el zócalo de casi un metro tienen un color verde que da esperanzas al pueblo y se caracteriza con la producción principal del distrito: Caña de azúcar.

Es hora de almorzar y decido volver a casa no sin antes comprar agua mineral para refrescarme pues el calor es intenso y los rayos caen sobre mi rostro y lo siento arder.

-Por la noche hay más movimiento – me ha dicho uno de los policías que viste de negro y apenas debe tener unos 22 años.

Lamentablemente a esas horas ya no estaré aquí. Pero Casa Grande por el día no parece ser tan peligroso. En la noche tendrá otra cara o ha de ser porque se ajustaron a las leyes de los casi 50 policías que merodean por la avenida principal y por donde el camino de regreso se hace más largo y la gente casi camina paralelamente a tí.

Me dirijo al paradero nuevamente asegurándome de tener plata en los bolsillos y de que nadie me siga sospechosamente; subo a un ómnibus que me ha prometido llevarme por el precio habitual y miro por la ventana por última vez con el deseo de ver algún acto violento pero nada. Así desilusionado me despido del distrito vecino y les deseo bendiciones; tal parece que la avispa no auguró nada y no soy ningún Santiago Nasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 26 febrero, 2015 por en TRUJILLO.
A %d blogueros les gusta esto: